Compra aplazada de un inmueble

No se nos hace en absoluto desconocido el término, “compra aplazada”, pero la mente se nos va a cualquier compra pequeña, o no tan pequeña, que pagamos a plazos. En este post, trataré el tema de la compra aplazada pero relativa a bienes inmuebles. 

Una de las opciones más conocida y más extendida es “el alquiler con opción a compra”. En este caso el futuro comprador alquila un bien inmueble (y ya disfruta de él como inquilino) por una duración determinada (no más de 3 años prorrogables). Este tipo de contrato está regulado por la Ley de Arrendamientos Urbanos, pero no me voy a parar en esta opción, si no que, vamos a ver otras opciones. Si haces clic en el enlace anterior tendrás amplia información sobre la normativa de este tipo de contrato.

En el caso de este tipo de compra, ambas partes llegarán a un acuerdo en el que se va a diferir el pago del inmueble en diferentes plazos.

En este tipo de contrato se establecerá el precio total, plazos fijados, las formas de pago y se establecerán las cantidades. No hace falta decir, que el número mínimo de plazos serán dos.

En el momento de la firma del contrato, el comprador ya puede hacer uso de su propiedad, tanto si el comprador ha realizado un pago, o si todos los pagos de los plazos se realizan posteriormente.

Este contrato, será registrado debidamente en el Registro de la Propiedad y como si se tratase de una venta en un solo pago, esta venta, también pasará por un Notario.

Las condiciones del contrato deben de estar debidamente redactadas por profesionales para el caso, abogados, asesorías, desde el banco (si solicitamos crédito, préstamo o hipoteca)o mismo desde la oficina del Notario.

Importante para el vendedor, establecer que entrega la posesión del inmueble al comprador, pero no su propiedad, de manera que el propietario sigue teniendo el dominio hasta que se completen los pagos.

Importante para el comprador, es que debe de asegurarse de poder realizar la compra total, ya que, si no, es probable que pierda todo el dinero abonado hasta el momento. Ya que el vendedor podrá instar la resolución del contrato y podrá reclamar indemnización. Siempre bajo la lupa de las cláusulas que se hayan estipulado.

Este tipo de venta se puede realizar tanto para casos de uso residencial, como comercial o industrial. 

No es muy habitual, pero a veces, se hace. En el transcurso de mi vida profesional, desde mayo 2005, tan solo en una ocasión hice una venta con este tipo de contrato. Se habían pactado dos plazos. La venta salió bien, tanto para el vendedor como para el comprador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.