Subastas inmobiliarias privadas en #ittaGalicia a tu disposición

Si eres propietario de un bien inmueble que por cualquier circunstancia sea particularmente singular o especial… (el caso de castillos, palacios, fortalezas, pazos, islas…) y deseas venderlo… te proponemos la opción de su venta mediante subasta privada. Esta subasta no es ni concursal ni tampoco judicial, no confundamos, son dos partes vendedor y comprador, donde se reúnen y pactan un precio por el bien inmueble previa tasación. Es muy parecida a la venta tradicional, pero en este caso se trata de hacer captación de más de un interesado en la adquisición del bien, que puje por el, esta puja puede ser al alza (como lo es en la subasta tradicional) o bien en sobre cerrado y siempre, en ambos casos, partiendo de un mínimo fijado en la tasación.logo subastas

El secreto del éxito de este tipo de ventas es que suele llegar al mayor número de interesados a un precio muy atractivo y comercialmente viable (de no ser así sería perder el tiempo y el dinero) para garantizar que la venta se realice en un corto espacio de tiempo.

Desde que ponemos en marcha nuestra maquinaria para captar interesados en la adquisición de tu propiedad, hasta que las pujas finalizan, suele pasar 6 meses. Tres meses es la preparación de documentación legal con nuestros abogados, tasaciones, Registro de Propiedad, ver que todo está bien, y los meses restantes dedicados a la subasta en sí. Siempre hay un margen de un mes (el último antes de finalizar) donde el inmueble debe de estar a disposición del posible interesado para poder verlo.

Las propiedades que captamos están situadas en Galicia y norte de Portugal.

La subasta propiamente dicha se puede hacer en un local adaptado para tal fin con fecha y hora definidas (Santiago de Compostela), o bien por Internet en la modalidad online (en este caso el mínimo de la subasta online debe de ser de tres meses).

Este tipo de subastas lo realizamos también en el supuesto de una cartera grande de inmuebles (como por ejemplo dar salida al stock de viviendas de un promotor) en este caso se pone en venta todas las unidades de la promoción entre pisos, bajos comerciales, áticos, plazas de garaje, trasteros, etc. en fin sería la promoción completa o al menos el 80% de esta. No se hace en el supuesto de un piso como única unidad en venta.

Para más información, no dudes en contactar…
María de los Reyes (@ittaGalicia)
Email central@ittagalicia.com
Teléfono 692762076

La tasación, ¿una ciencia exacta?

balanza casa y euroHan acabado las fiestas y retomamos uno de los temas que nos ocupan, las tasaciones.

Las tasaciones se hacen en base a unos cálculos matemáticos y en base a unas fórmulas, por tanto… ¿son una ciencia exacta?

Hay momentos en la vida de todo inmueble, que por una razón u otra se debe de conocer su valor.

La tasación del inmueble es, en muchas ocasiones, la única manera de saberlo.

Es de suma importancia, quizás lo más importante, que la información de los precios de venta que los tasadores manejemos sean de fuentes fidedignas, ya que en base a estos valores se va a basar todo nuestro trabajo posterior.

Otra cuestión importante es conocer el inmueble a tasar y los inmuebles objetos de estudio, los comparables (usados en el método de comparación, más abajo se explica), un amplio conocimiento de este mercado en la zona a tasar, es, por tanto, importante, no imprescindible, ya que un tasador puede tasar en cualquier zona, simplemente se hace el trabajo más fácil cuando conocemos como se mueve el mercado en esa zona.

El método de comparación se utiliza para la valoración de toda la clase de inmuebles que cumplan los siguientes requisitos:

– La existencia de un mercado representativo de los inmuebles comparables.
– Disponer de suficientes datos sobre transacciones y ofertas que permitan, en la zona de que se trate, identificar parámetros adecuados para realizar la homogeneización de comparables.
– Disponer de información suficiente sobre al menos seis transacciones u ofertas de comparables que reflejen adecuadamente la situación actual de ese mercado.

El método de comparación es el más usado para la tasación de un piso. Para mi, es el método más fidedigno para dar el valor real de un inmueble, siempre que se sepa hacer bien la homogeneización de los testigos utilizados, pese a que ya se suele buscar testigos acordes al inmueble a tasar, la homogeneización es imprescindible, ya que no existe un inmueble que sea 100 % igual a otro.

Para calcular el valor por comparación se analizan los bienes existentes en el mercado que sean comparables al inmueble que se desea tasar y se obtiene información concreta de transacciones reales u ofertas en firme y sus precios. Entre ellas se selecciona una muestra lo más representativa posible, descartando aquellas ofertas que contengan elementos especulativos y descartando los inmuebles que por tipología, funcionalidad, antigüedad, etc. no cumplan con el requisito de “comparable”. Es dedir, si tasamos un piso de 3 dormitorios, con garaje, trastero, ascensor, etc, lo lógico es usar testigos iguales y en la misma zona geográfica. No obstante, y como dije más arriba, como no hay dos inmuebles del todo iguales, hay que homogeneizar. En esta homogeneización la práctica, pericia, formación, profesionalidad, etc. del tasador será la clave, para un valor real, o especulativo, es decir, estará mejor o peor hecha.

Entre que esta homogeneización, que no todos los tasadores la hacemos igual, y de entre, los testigos que elegimos, no son los mismos, es lógico pensar que el cálculo del valor de un inmueble dará diferente, dependiendo del técnico que lo haga.

Aún así, una diferencia entre el 15 y el 20% entre el valor final de una tasador y otro tasador, puede ser normal.

Con todo, me gustaría decir, que a mi juicio, la tasación es una ciencia “bastante” exacta.