Diferentes documentos en una valoración inmobiliaria

Documentos en una valoración inmobiliaria:

  • Informe: Es el resultado de la exposición por escrito de cualquier circunstancia vista en el reconocimiento de documentos, edificios, precios, testigos (otros inmuebles similares en la misma zona), etc., referente a la tasación de un inmueble con explicaciones técnicas en base a lo visto en la inspección ocular y a otros documentos anexos.

  • Peritación: Corresponde al dictamen pericial. Puede ser oral o escrito, emitido en un juicio o sumario como medio de prueba en relación con la tasación de uno o varios inmuebles. Este caso se da en juicios por divorcio (donde hay una separación de bienes), expropiaciones forzosas (cuando no se está de acuerdo con el justiprecio estipulado por las Administraciones Públicas), herencias, etc.

  • Dictamen: Es el informe de la opinión emitida por el perito tasador sobre la tasación de un bien inmueble y debidamente justificada.

  • Certificado: Documento en el que se asegura la veracidad de un hecho (acerca, por supuesto, de una tasación), y/o las circunstancias relacionadas con dicha tasación.

Si tienes que hacer una tasación en Galicia te interesará conocer tasacionesgalicia.com

¿Qué es un perito?

En Derecho:

<< El perito es el experto en alguna materia o ciencia, cuya actividad es vital en la resolución de conflictos. Existen dos tipos de peritos: el que es nombrado judicialmente y el nombrado por una o ambas partes; ambos peritos ejercen la misma influencia en el juicio y arriesgan su titulación y oficio, sometiéndose a sanciones penales de inhabilitación o titulación. El perito tiene que tener certificada o reconocida su profesionalidad, por lo que es necesario que aporte un título oficial (en base el Artículo 340.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil) en cualquiera de las disciplinas superiores, como Medicina, Arquitectura, Ingeniería, Criminología, Traducción, etc.>>

Definición extraída de la enciclopedia libre Open Source es.wikipedia.org

Para mi un perito es una persona experta en alguna rama de la sabiduría, perito agrónomo, perito inmobiliario, perito médico,…

¿Me dará la tasación? Como podemos saberlo.

La pregunta del millón.

Es una de las preguntas que suelen hacerme cuando mis clientes se deciden por la compra de una vivienda. Suele tratarse de parejas jóvenes (su primer vivienda) que buscan hipoteca al 80 – 100 % de la tasación y desean, evidentemente, que la tasación les de lo máximo posible.

En principio, no podemos saberlo, hasta que el tasador hace la visita, recoge datos y hace sus cálculos para el informe.

Hay dos criterios para la tasación: una es el criterio objetivo y el otro es el subjetivo. Los criterios objetivos (tamaño de la vivienda, antigüedad, situación…) no se pueden cambiar, pero los criterios subjetivos (esos que el tasador valora también), si los podemos cambiar. Y es que el gusto del tasador y que al tasador la vivienda le guste, también influye, y … a veces es decisivo, cuando las tasaciones van “justitas”.

Podemos dirigirnos al dueño de la vivienda, decirle lo mucho que nos gustaría que la vivienda la tasasen bien. Arreglar un poquito, una limpiecilla (si se hace necesaria), que se vean las ventanas limpias, que no haya nada por el medio que pueda entorpecer el trabajo al tasador.

Muy a menudo el mismo banco puede estar interesado en haceros la hipoteca, con lo cual una llamadita del banco y “dejar caer” que no quisieran perderos como clientes (pues porque toda la familia tiene cuenta ahí, o porque sois clientes de hace años…) en fin, dejar caer que el banco está interesado en esta operación con la entidad tasadora, pues puede ser de ayuda.

El tener un plano de la propiedad o un “croquis” le facilitará el trabajo al tasador, y algo importante es la puntualidad, el tasador suele andar justo de tiempo, de hecho a menudo llegan tarde porque van acumulando retrasos. En fin llegar 10 – 15 minutos antes de la hora pactada es bueno y aconsejable, así se aprovecha para ventilar un poco, por ejemplo, en el caso de viviendas en que no se viva en ellas.

Tranquilos y no os agobies.

También os puede interesar:

Lo que valora un tasador

Diferencia entre tasador y perito

La verdad es que una tasación y una peritación mantienen muchas coincidencias. Entonces…

¿Cuál es la diferencia entre el tasador y el perito?

El perito puede concluir un dictamen, un estudio, pero no tiene porque establecer una valoración económica, si no se le pide.

El tasador da un valor económico.

En realidad, no se me ocurren otras diferencias, si alguien sabe…

Diferencias entre “valorar” y “tasar” un bien inmueble

Seguramente más de una vez se ha preguntado cual será la diferencia entre Valoración y Tasación de un inmueble.

Basicamente las diferencias son:

En la tasación existe una visita “in situ” para inspección visual, practicada por un técnico con los conocimientos teóricos-prácticos para tal fin. Tiene como objetivo el establecer el valor de un bien determinado.

La tasación es, un documento que se suscribe a un profesional. Tiene validez legal. Aunque para casos de tasaciones para hipotecas, las diferentes entidades financieras pedirán “su” informe de tasación, ya que solo confian en las “tasadoras” o “gabinetes de tasación” concertados por ellos.

En la valoración, no existe ningún papel “oficial” ya que carece de validez. Se suele calcular en base a unos metros cuadrados en una determinada situación geográfica. Se valorarán plazas de garaje, terrazas, trastero…

La valoración es, pues, un documento que no tendrá valor legal, pero que ayuda en casos de querer poner a la venta un inmueble y no saber que pedir por el, o quizás para ponerse de acuerdo dos o más personas y evitar entrar en disputas.

Evidentemente, la valoración es mucho más económica que la tasación. En el caso de valoraciones “online”, se hace en base a cálculos de venta de inmuebles similares en esa zona. Lo que pasa que muy amenudo, el precio que pide un propietario por su inmueble y el precio de venta real varía un poco (o mucho).