¿Qué indicadores utilizar para medir la rentabilidad de un proyecto?

office-1209640_1920Primero de todo, decir que, aunque el título de este post dice de medir la rentabilidad de un proyecto, en nuestro caso, nos centramos más en cualquier tipo de establecimiento hotelero.

Los indicadores de rentabilidad son aquellos que permiten al posible inversor medir la garantía de la empresa ajustando los costes y los gastos antes de convertir estos gastos en beneficio.

Para poner en marcha un proyecto hay que hacer una inversión (pequeña o grande) y tener unos gastos, estos gastos suelen ser de “acomodamiento” o acondicionamiento de la inversión que haces antes de abrirlo al público y generar ingresos (estos ingresos no tienen por que ser beneficios). Si estás generando 100 euros de ingresos pero tu empresa te está dando 120 euros de gastos, no es beneficio.

Como determinar la tasa mínima aceptable de rendimiento

Primero de todo, veamos que es “rendimiento”

Rendimiento es el resultado deseado efectivamente obtenido por cada unidad

Si nosotros estamos trabajando con hoteles lo más normal es que este “rendimiento” sea el alquiler de la habitación, siendo la habitación la unidad que decíamos en la definición más arriba.

La tasa mínima aceptable de rendimiento (TMAR) vendrá determinada por la dirección general o los propietarios de la empresa.

Esta tasa será fiel y real al mercado de la zona y a nuestro hotel. No podemos pedirle un rendimiento a un hotel de 2* de 300 euros por noche, lo que tenemos que hacer es ver como está el mercado de alrededor, es decir, estudiar nuestra competencia. Si la competencia trabaja en torno a 70 euros la noche en el hotel y siempre y cuando nuestro hotel tenga una calificación igual al estudiado (o al comparado), podemos decir que nuestra tasa mínima aceptable de rendimiento, estaría en torno a los 70 euros por habitación y por noche.

Como determinar el valor presente y el periodo de retorno

Esto es un poco más complicado.

El valor actual neto  (VAN), o valor presente, es un procedimiento que permite calcular el valor presente de los flujos de caja futuros que se originan por la inversión se utilizan mucho en valoración inmobiliaria, es especulativo, pero muy real (aunque parezca ilógico).

Calculando este valor presente, sabremos cuanto cuesta a día de hoy nuestro hotel. Aunque siempre hago referencia a un hotel, es aplicable a cualquier tipo de empresa o actividad susceptible de producir rentas.

Se descuenta al momento actual todos los flujos de caja futuros del proyecto, se resta la inversión inicial y se obtiene el valor actual neto del proyecto.

El periodo de retorno de la inversión (PRI) es una herramienta que mide el plazo de tiempo que se necesita para que los flujos netos de efectivo recuperen su inversión inicial.

Sabiendo las rentas que producirá nuestra empresa en los próximos 10 años, (suele ser el período de estudio lógico en casi todos las empresas), se trata de averiguar lo que queda ó no, después de restar lo que hemos invertido en nuestro hotel, lo que costó y los gastos que ha generado.

Finalmente…

Determinar la tasa interna de retorno

La tasa interna de retorno (TIR) es el promedio anual de los rendimientos que genera una inversión durante el periodo en que dura el proyecto y, por lo tanto, la inversión. Es una herramienta útil para comparar varias propuestas de inversión.

Las inversiones que muestran un TIR mayor son más aconsejables que los que presentan tasas menores. A mayor TIR, mejor inversión.

A partir del valor presente neto, la TIR hace que éste se iguale a 0. Esto significa que la TIR puede ser positiva o negativa. Si es positiva indica la posibilidad de rendimientos futuros, si es negativa indica que se podrían generar pérdidas.

Estos indicadores son utilizados, y cada vez más, por empresas, para ayudar en la toma de decisiones en cuanto a la inversión de capital y a las oportunidades de nuevos proyectos.

Estos indicadores, sin embargo, aunque muy fiables y cada vez más exactos, pueden sufrir variaciones, como aumento de los costos, falta de estabilidad de los mercados, que hacen que tengan que ser revisados y recalculados.

Haz números, muchos antes de invertir. No olvides que es mejor a veces, dejarlo en manos de personas expertas en este campo. Te serán de utilizad asesorías y consultorías.

Anuncios