Cómo incrementar los beneficios de una habitación de hotel sin subir el coste de ella

Partimos de la base, tal y como indica el título de este post, que no vamos a subir el coste de la habitación a nuestro cliente, ni tampoco quitarle servicios (dicho sea de paso, es muy desagradable para el viajero llegar a la habitación del hotel y no encontrar ni siquiera una pastilla de jabón, por favor, hotelero supone un gasto de 1,5 ó 2 euros, amenities!) … entonces… ¿cómo podemos hacer que nuestra habitación de hotel nos deje ingresos extras sin subir este coste?

hotel-room-1447201_1920De una forma directa, es decir, desde la misma habitación, la instalación de un mini-bar, os garantizo que funciona.

Fácil de instalar y con poco coste asociado (los he visto desde 90 euros) el mini-bar se me ocurre como la mejor opción. Dificilmente el cliente se verá impasible ante la tentación de un refreso, un agua o un whiskey. El coste del mini-bar y su instalación la amortizaréis pronto.

De una forma indirecta, ya no solo desde la habitación (como el caso del mini-bar) si no desde el hotel, podemos aumentar los ingresos poniendo una mini-tienda en, por ejemplo, la recepción. ¿Qué venderíamos? lo más normal es la venta de productos típicos de la zona dónde esté el hotel, por ejemplo, en Galicia, estaría bien, vender Sargadelos, o los collares y demás bisutería típica de La Toja, expuestos en una vitrina.

Deben de ser objetos, más o menos pequeños, para que no nos ocupe mucho espacio y que no sean perecederos (olvidaros de cosas de comer).

En Galicia, se está estilando mucho, en determinados hoteles la puesta en venta de vinos, muchos de los hoteles pertenecen a rutas de enoturismo (aquí es la Ruta de las Rías Baixas) y lo que se vende es Albariño con D. O. de Rías Baixas.

Debes de buscar un producto que tenga un beneficio alto y, repito, que no ocupe mucho en la recepción del hotel. Debe de ser fácilmente visible. Son las compras típicas de última hora que necesitas para llevar a tus familiares y amigos de vuelta a casa. Así que, cualquier cosa que sirva de souvenir, servirá en la tienda.

No es que os vayáis a hacer ricos con estas ideas, pero podéis incrementar (aunque sea un poco) los ingresos sin subir el coste de la habitación. La inversión en ambos casos no es mucho.

También se pueden hacer las dos cosas 🙂

María de los Reyes

http://www.ittagalicia.com

692762076 también estoy atenta a WhatsApp

Visítanos en Twitter y síguenos @ittaGalicia 

 

Anuncios

Diferencia entre valor y precio

Fácilmente confundibles.

Precio:

El precio de un determinado bien, está determinado por una serie de factores implicados en la construcción del inmueble, el coste de las materias primas, mano de obra, licencias, situación (geográfica) del bien inmueble, escasez de esa tipología de bien (por ejemplo, pisos de 3 dormitorios hay muchos, pero de 5 no tantos), ese tipo de características, influyen, y mucho, en el precio de dicho inmueble.

El precio es la cantidad de dinero que una persona paga (y que otra persona acepta) por la venta de un determinado producto, en este caso una propiedad inmobiliaria, lo valga (tenga valor) o no.

Valor:

El valor una definición amplia, para una palabra tan corta. El agua y el diamante. La paradoja que se estudia en economía de Adam Smith. El agua un bien tan valiioso para nuestra supervivencia, y, barata. El diamante, no requerimos de ellos para sobrevivir, y son caros.

¿Que pasa entonces? aplicaríamos el “principio de escasez”. Agua hay mucha, barata. Sin embargo diamantes hay pocos, son caros.

Ese es el valor. El valor radica en la necesidad de un producto específico.

Imaginemos una cubertería. Gran oferta, una cubertería fantástica, por 50 euros, cuando su precio regular (sin rebaja) es de 300 euros. Su precio, evidentemente, barato. Pero su valor, como ya tenemos 2 cuberterías en la casa y no necesitamos más, su valor en nuestro caso es nulo. Sin embargo, si tendría gran valor, para alguien que realmente la necesite porque no tiene ninguna cubertería.

Y… por último ¿cuál es el valor del dinero? ¿tiene precio el dinero?

 

¿Quien establece el precio de venta?

euroPues… dicho así… el propietario.

Pero, aunque el precio de venta lo establezca el propietario, éste debe de asumir que dicho precio quedará establecido en base a un valor de mercado, y este, a su vez, queda establecido por “la ley de la oferta y la demanda” (lo explicaré en otro post).

Como casi todo bien puesto en venta la oferta y la demanda, manda.

Eso quiere decir, que cuando vea cualquier tipo de bien inmueble a un precio en venta, este precio, casi siempre lo habrá puesto su propietario, en raras ocasiones lo establece una inmobiliaria, y en muchas más raras ocasiones, un tasador.

Sin embargo, para que una propiedad sea puesta en venta a un precio real, debe de haberse estudiado dicha propiedad con propiedad (valga la redundancia)… y es que, un profesional, es un profesional.

El tasador, debe de ser quien estipule el precio de venta, ojo, no es lo mismo, precio y valor, no mezclemos peras con manzanas… A veces, concuerdan, pero casi nunca. La diferencia entre valor y precio, también quedará pendiente para otro post…

Muchos son los factores que influyen en el precio de venta, no voy a ir de uno en uno. Los tres factores que más influyen en el precio es “location, location, location”, bromas aparte, la zona es definitivamente, una de las cuestiones clave a tener en cuenta.

El que mejor va a valorar su propiedad es un tasador. Es un profesional completamente arbitrario e independiente. Confie en él.

El simple echo de que un bien inmueble, haya sido construido por tal o cual arquitecto, influye y mucho. Por supuesto en el caso de arquitectos de renombre y cierta fama, hablando de fama, el que un personaje famoso (actor, cantante…) haya vivido en una determinada casa, le hará subir el valor, y no poco… en este caso, hablaríamos de mucho valor (y en este caso subiría el precio).

Así que, tomando nota, tal arquitecto, o tal o cual famoso (o famosa, que para el caso sería lo mismo), hará subir el valor, y en este caso, el valor, sería el precio. Por cierto, subirá más el precio, en tanto en cuanto, más famoso sea el famoso (o famosa).

 

¿Terreno llano o inclinado?

Retomando un poco el tema que más ocupa a “El blog de Piso Nuevo Galicia y tuyo”, deseo poner un comentario que Eulogio Sánchez Gil (arquitecto técnico), escribió en el grupo “Peritos Tasadores” de LinkedIn.

Para especificar un poco más, y, a grandes rasgos (ya que llevamos 148 comentarios en este tema), os diré que estamos haciendo una valoración online de un chalet con terreno, este terreno está en un plano inclinado y estamos opinando de  si el terreno inclinado tiene más o menos valor económico que un terreno llano.

Me ha parecido muy interesante el comentario aportado por Eulogio, así que con su permiso (que se lo pedí por email), “copio y pego”, literalmente y sin cambiar un punto, su comentario, espero sea de vuestro interés tal y como lo fue del mio.

¿TERRENO LLANO O INCLINADO?…
El valor de un terreno edificable para residencial unifamiliar no tiene, en principio y por sistema, por qué ser mayor ni menor porque sea más o menos llano o inclinado.
La forma en que esas características FISICAS van a influir en el valor de la parcela va a serlo en combinación con otros aspectos de diversa índole. Por ejemplo y por citar algunos importantes:
1).- Una parcela inclinada puede ser más interesante para alguien que pretenda construir plantas bajo rasante, porque podrá conseguir luces, ventilación y, en su caso, vistas.
2).- Sin embargo, a alguien que solamente quiera un chalet en planta baja le vendrá mal la inclinación del terreno porque, otras posibles consideraciones aparte, lo normal será que la inclinación le encarecerá los cimientos y los arranques hasta nivel de planta baja.
3).- Un terreno inclinado, en ladera empinada, dará unas vistas inmejorables que posiblemente compensen, en atractivo comercial y satisfacción personal con el inmueble, otros posibles aspectos “negativos”.
4).- Un terreno llano ofrece mayor facilidad de ejecución de las obras sobre rasante, pero posiblemente tenga el firme bastante más profundo que en un terreno inclinado.
5).- Un suelo inclinado permite llevar el saneamiento colgado, visible y registrable, con la correspondiente mayor funcionalidad a efectos de mantenimiento futuro.
6).- En edificación plurifamiliar es deseable, en general, suelo llano, lo más nivelado posible. Sin embargo, en edificación unifamiliar suele ser más atractiva la disponibilidad de pendientes no muy acusadas.
7).- Personas mayores buscarán siempre suelos llanos, mientras que los jóvenes posiblemente aceptarán mejor parcelas inclinadas. La urbanización anterior, zonas aterrazadas, etc., imprimen un atractivo especial a un chalet.
En todo caso, el mayor o menor valor de las distintas parcelas de una urbanización residencial lo va a determinar, como casi siempre, la moda, esto es las preferencias que los compradores demuestren.
Mi experiencia profesional viene a indicarme que suelen ser más atractivas para el mercado inmobiliario las urbanizaciones en ladera moderada, con pendientes máximas en torno al 10%. La parcela no suele requerir peldaños y resulta amplia la posibilidad de construir, con costes moderados, un semisótano con luces y ventilación directas. Suelen ofrecerse agradables vistas. Además y en su caso podrán incluirse, bajo rasante, espacios vivideros que eviten la necesidad de crecer sobre ella.
Si valoramos por Coste de Reposición, sí que influirá la configuración del terreno. Seguramente será más costoso ejecutar un semisótano en parcela de acusada pendiente que el mismo semisótano en un suelo llano.
La Valoración por Comparación se marca, como sabemos, por el Mercado. No conozco relación alguna, técnicamente soportable, entre valores modales y la estructura superficial del terreno.
Si se valora por Método residual el Mercado es, también, el determinante, porque determinantes son, aquí, los valores de Venta de los inmuebles comparables de la zona.
En definitiva, personalmente soy incapaz de aportar criterios apriorísticos que pudieran relacionar, con eficacia demostrable, Valores de Mercado con características normales de inclinación superficial del terreno.
Fundamentales serán, en casos prácticos de inmuebles con suelos inclinados, el criterio técnico del Valorador y su experiencia en resolución de casos similares.
Todo ello considerando, como queda dicho al principio que, por lo general, la inclinación del terreno no será, por principio, factor determinante de incrementos sensibles, ni positivos ni negativos, respecto del valor de las parcelas sensiblemente llanas.